Ola de Violencia entre Menores.

En las últimas semanas nos han informado a través de los medios de bastantes agresiones muy duras con finales tremendos. Violencia entre menores y de menores hacia adultos.

Siempre se han dado estas situaciones pero creo que de forma más puntual. Que se empiece a extender y se convierta entre ciertos círculos en conductas más habituales, como profesional me preocupa y como persona me hace sentir insegura.

 

Ellos no aprenden por arte de magia, tenemos TODOS una responsabilidad muy importante  en su educación.

 

A veces estos niñ@s provienen de familias desestructuradas donde incluso otros familiares son delincuentes y/o están encarcelados pero también entre niñ@s de otros perfiles. Algunos de educación de excesiva protección o de absoluta entrega sin límites, donde los menores nunca han escuchado un “NO”. Entonces, no responden solo a un perfil, es el desarrollo emocional en muchos estilos educativos o donde estos mismos brillan por su ausencia.

Nosotros los adultos, vivimos en esa sociedad de consumo y hedonismo que también nos influye, pero nosotros ya vamos sabiendo filtrar. Es nuestra responsabilidad mostrarles esa realidad a los más jóvenes.


Ahí también tengo crítica al Sistema Educativo, que como siempre comento, es demasiado estándar para las necesidades reales de los alumn@s. A los profesionales nos dificulta mucho nuestra labor, y creednos, queremos ayudar.

Ha habido agresiones físicas y sexuales, que es lo peor que he escuchado en mucho tiempo, de menores que no tendrían ni que saber qué significa violar. Y si ya son conocedores de  ese concepto, cuánto de importante es que entiendan, que es una terrible aberración y no algo para jugar. El problema de los temas tabú es que si no se explican bien, entienden lo que quieren o pueden o de la manera que lo perciben según contextos. La línea de esos incorrectos aprendizajes es muy delicada.

Violaciones entre menores, a niños con discapacidad, agresiones, robo, incluso asesinato a personas de edades avanzadas…

  • ¿Qué está pasando?

  • ¿Estos menores que ya han delinquido con edades de 12 a 14 años conocen la Ley del Menor?

  • ¿Y las consecuencias?

  • ¿Dónde está el respeto y la empatía?

  • ¿Qué mensaje le estamos haciendo llegar a los menores sobre límites, leyes, normas de conducta etc?

Tengo mil preguntas que me hago porque no lo entiendo, o quizás sí. Después del caso de “La Manada” curiosamente se han repetido este tipo de hechos en adultos y en menores, tomando como referencia a ese grupo. ¿En serio esos son los referentes actuales? ¿Qué está pasando?


El otro día presencié un accidente de coche en el que un “señor”, por llamarlo así, quiso pasar adelantando a un taxi cuando tenía línea continua y NO había espacio. Al intentarlo no solo rozó al taxista que estaba dejando a un pasajero en el carril contrario, sino que, con toda su rabia estampó su coche contra el que tenía inmediatamente delante suya. Provocando que la reacción del otro “señor” fuera similar. Esto es horrible, porque vamos sin que nos importe nada por la vida: normas circulatorias, no aprender a esperar, insultar y pegar cuando algo no nos cuadra, con una tremenda baja tolencia a la frustración…

Pero, a mí parecer,  lo peor fue que estábamos delante de un instituto y todos los jovencitos estaban mirando. Yo observaba sus caras y la respuesta de estos me generó temor futuro y mucha rabia hacia los adultos que estaban dando un espectáculo deleznable, vergonzoso y no sé cuántas cosas más, sin darse cuenta de la influencia generada en ese instante. Al rato vimos que la policía ya venía. Porque además, presencias tanta violencia que no te atreves a intervenir por cuidar tu propia integridad física y psicológica. O lo que es lo mismo, porque la reacción humana es sentir impotencia y miedo.

Esto no es un caso aislado. Situaciones similares ocurren a lo largo del día infinidad de veces. En la calle, en la tele, en las redes, en el barrio, en el super…en la escuela. No sabemos cómo lo perciben los menores, pero sí estamos viendo cómo reaccionan en bastantes casos, como para valorar que existe un problema social.

Otros menores cuentan incluso con risas situaciones que ocurren en sus hogares que a mí me cambian la cara. Razón: La normalidad que se está dando en nuestra sociedad al uso de la violencia verbal y física para todo. Y digo para todo porque en el caso que he contado, lo civilizado hubiera sido controlar los instintos, que se supone, es lo que nos diferencia del resto de los animales. Respirar, llamar a la policía e intercambiar los papeles del seguro. Porque no es para tanto, porque hay que saber respetar.

Pero NO, parecían dos gorilas luchando por ser macho alfa. Vergüenza ajena y vuelvo a repetir, mucha inquietud hacia lo que está ocurriendo con esas personitas que aprenden imitando conductas de adultos. Y últimamente sin diferenciar el bien del mal.


Por otro lado, sienten que tienen inmunidad como menores. Muchos conocen demasiado sus supuestos “derechos”, pero esos derechos están para protegerlos no para “justificarlos”. Desde mi punto de vista esa Ley del Menor habría que modificarla al igual que los protocolos de Acoso Escolar que me parecen demasiado justitos y “cogidos con pinzas”. No es la primera vez que lo nombro en este blog.

Los chic@s perciben, asimilan y generan sus propios conceptos, sus propios ideales. Con toda esta cantidad de estímulos dudosos y complejos que nos llegan a través de los sentidos/medios/redes en la actualidad, están teniendo un nefasto desarrollo emocional en muchos casos.

 

La información está ahí y es necesaria, pero enseñándoles a gestionarla y a filtrarla.

 

NO ponemos límites suficientes. Los adultos en muchas ocasiones somos incapaces de ponernos de acuerdo en pro del menor. Si no somos capaces de respetarnos entre nosotros mismos cómo pretendemos que lo hagan ellos. Para muestra las redes sociales y los casos de acoso como el que denunció hace unas semanas la conocida bloguera LovelyPepa. Es terrible cómo nos tratamos los adultos, qué odio se desprende hacia personas que ni conoces. Es abrumador.

Yo llamo a esas personas que se dedican a acosar creyendo que eso es libertad de expresión (explicaremos bien este concepto en otras publicaciones): PDTLMG. «Personas con Demasiado Tiempo Libre Mal Gestionado». Pero ese será otro post.

Obviamente y como siempre especifico, me refiero a determinados casos y en diferentes supuestos, no soy dada a generalizar y por lo tanto tampoco lo estoy haciendo ahora. Porque creo que cada individuo es diferente independientemente de su sexo, raza, religión, creencia política, valores etc. Y esa diversidad es fantástica si hay respeto, porque aporta.

Siempre le digo a mis alumn@s que la única norma que tengo es el “respeto” y que aprenderemos a ponernos en el lugar del otro. Con el tiempo propongo y provoco situaciones para que apliquen las herramientas que van conociendo. Y por supuesto, los que nos dedicamos a la educación queremos que comiencen a alegrarse de los logros ajenos. Es lo más bonito como seres humanos.

Me encantaría poder educar en el respeto hacia los seres humanos, los animales, el planeta…y sé que mucha gente, profesionales o no, quieren lo mismo. Educar para no hacer daño al otro porque a ese otro le duele y no queremos eso porque también sentimos SU dolor. O lo que es lo mismo, porque empatizamos incluso aunque no pensemos de igual forma. Porque eso es RESPETO.

Pero últimamente, en esta sociedad de consumo y hedonismo, se da más educar en el miedo, en tener más deberes o no jugar a los videojuegos y la verdad, es que ni si quiera eso funciona.

 

Así que, querida sociedad…igual ya es hora de cambiar las técnicas y seguir el camino del respeto para que nos IMITEN bien.

Tips Aula de Infantil

Un post sencillo y escueto para tener herramientas básicas en Infantil. En especial para aquellos peques que necesitan apoyos en el aula. En los diagnósticos de TEA son imprescindibles (o a mí me lo parece y dan buenos resultados) para la correcta adquisición de sus rutinas escolares.

A continuación los 10 Tips ( o Básicos) que recomiendo para el Aula de Infantil:

  1. Organizar el aula por rincones sin exceso de estímulos. Recogidos, estructurados y señalizados con fotos o pictogramas.
  2. Planificar las actividades por medio de agendas visuales. Si especificamos lo que vamos a hacer a lo largo de la mañana dando margen de error, pero siempre anticipando sobre todo al alumn@ que lo necesita, facilitaremos la comprensión del espacio/tiempo.
  3. Aprovechar los Bits (Fichas con fotos, dibujos… para aprender vocabulario, conceptos y acciones) para reforzar con un material común.
  4. Dar primero una explicación general pero después cerciorarnos de que quienes lo necesiten, lo han entendido.  Depende de las necesidades del alumn@, se puede explicar moldeando primeramente para después dejar hacer individualmente.
  5. Para las peticiones tipo «baño» o «agua», si no se ha desarrollado el lenguaje o está en proceso, lo ideal es tener un tablón en vertical exclusivo para esa función. Recomiendo reforzar la petición utilizando el Programa de Comunicación Total Benson Schaeffer.
  6. Es importante ubicar el asiento del alumn@ que lo requiere cerca de el/la maestr@ y de las principales zonas donde se desempeñan sus funciones, como el casillero o la mochila. Así reduciremos la posibilidad de dispersión en el trayecto a la hora de buscar, por ejemplo, un material.
  7. Las órdenes deben ser claras y concisas (sin retaílas). Poco a poco podemos ir ampliando el número de órdenes pero siempre de forma directa.
  8. Tener en cuenta la figura del Co-terapeuta. (Compi que le ayuda/guía en las tareas)
  9.  La Metodología TEACCH contempla no solo los espacios y la señalización sino un formato de trabajo donde las actividades se realizan en un orden de izquierda a derecha favoreciendo el futuro aprendizaje de la lecto-escritura.
  10. Y lo más importante: Educar a nuestr@s peques con mucho amor y paciencia. Atendiendo y fomentando esas diferencias que nos hacen tan especiales. Ayudando a descubrir esas bases de personalidad sin cambiarlas.

Espero les sean útiles estos Tips para empezar septiembre y más para todos aquell@s que por primera vez acuden a un Aula de Infantil. Los adaptaremos, por supuesto, a las necesidades educativas de cada alumn@. Son Básicos y de mucha utilidad.

¡¡¡Feliz Inicio de curso!! 🙂

 

Si tienen dudas acerca del contenido de este post, ya conocen nuestras vías de comunicación a través de nuestras redes sociales y el mail alejandra@ysialetea.com 

La realidad del autismo y las Falsas Creencias

Falsas creencias: Aleteo en el autismo por ejemplo


No se conoce la realidad del autismo y se tiende a las falsas creencias. Me encuentro constantemente ante profesionales de la educación y de la salud mental, (la verdad que personas de cualquier gremio en general) que cuando se encuentran con un niñ@ con TEA tienen en mente los arquetipos que nos ofrecen las pelis americanas de lo que es una persona con este diagnóstico.

El problema desde mi punto de vista no es la falta de conocimiento, no lo sabemos todo, y gracias a eso estamos en constante aprendizaje. El problema es la poca gana de saber más. Todos tenemos a mano un buscador en nuestro ordenador o el acceso a bibliografía. Si no podemos comprar libros existen unas bibliotecas fantásticas donde poder investigar. Y toda esta información es gratuita.

Ahí hay dos opciones para el ser humano: Que nuestra curiosidad y ganas de hacer bien nuestro trabajo nos animen a buscar la información adecuada para tratar nuestro caso, o bien, esperar que otras personas nos soluciones el “problema”. Creo que es importante entender que el desarrollo de  los niñ@s con Autismo depende no solo de sus capacidades, también de nuestro saber resolutivo y de la atención que le demos.


Si nos quedamos con las características que nos cuentan del Autismo en el cine o un caso extremo, nos perdemos la realidad del Mundo TEA, la más habitual.

A continuación les expongo algunas falsas creencias que se tienen sobre el Autismo:

  • Las personas con autismo NO saben expresar ni entienden las emociones propias y ajenas. Esto ocurre a veces, y a priori. Hay peques que están constantemente buscando un abrazo y el contacto físico. También casos en los que al principio no querían y rechazaban cualquier mínimo acercamiento. Ahora son ellos los que poco a poco, durante una sesión comienzan a jugar con las manos del terapeuta. Es fantástico y emocionante ver este cambio.

  • Tienen estereotipias, aletean, puntillean y cuesta pararlos. No podemos generalizar. Trabajo con niñ@s que sí tienen estas características y otr@s que no. Y no es que cueste o no pararlos. Hay que aprender a identificar tanto por los adultos como por ellos mismos, en el caso que su desarrollo cognitivo se los permita, en qué momentos es interesante auto-regularse o en qué situaciones podemos reconducir estas conductas.

  • Los chic@s con Síndrome de Asperger (Trastorno del Espectro del Autismo TEA nivel de apoyos 1) son superdotados. No es así, en muchas ocasiones nos encontramos ante un C.I bastante alto. Casi siempre o por lo menos es lo que me dice la experiencia, la forma de expresarse y los temas de interés habitual,  diferentes a los de su grupo de referencia, hace que parezca más inteligente. ¿Y por qué creemos que es mejor ser más inteligente? ¿Porque serán más felices o porque así el “problema” parece menor porque no se aprecia la discapacidad como tal? ¿Es más importante ser listo o emocionalmente feliz en esta sociedad?

  • Otra falsa creencia o mito en autismo es que, en general, hay un retraso cognitivo o discapacidad intelectual, y el problema es un fallo ejecutivo que hace que les sea más difícil, planificar, secuenciar, entender según que emociones o incluso que la discriminación y comprensión auditiva ( que también afecta muchas veces a la expresión verbal) les sea más compleja. Obviamente esto hace que sea más difícil expresar sus conocimientos y relacionarse de la forma adecuada. Pero NO significa que siempre exista retraso cognitivo por ello.

Cuando en gif004un informe de discapacidad aparece como psíquica es porque se incluye en esta área la necesidad de apoyos, de adaptaciones que pueden ser metodológicas (habilidades socio-emocionales, de comunicación y lenguaje etc.) o de contenido. También la recomendación de especialistas como psicólogos, pedagogos o logopedas.

Todo es trabajable. El problema como comencé diciendo en este post, es el pensamiento de los adultos. Lo que creemos socialmente correcto, lo que debe ser, lo que creemos un problema, el estigma de la discapacidad…

Todos tenemos algo que trabajar, algunos de nosotros somos capaces de identificarlo y otras personas no. Todos tenemos capacidades más desarrolladas que otras, habilidades que se nos dan mejor o peor. En el autismo tenemos la suerte de que al ser un diagnóstico oficial, nos hace más fácil poderlo identificar y así comenzar a intervenir.

En siguientes post seguiré analizando los mitos acerca del Autismo, les invito a participar. Seguro que en alguna ocasión habréis vivido situaciones donde la desinformación ha provocado pensamientos erróneos.

 

Reflexiones de final de curso

a14


Comienza mayo, queda un mes y medio para que finalicen las evaluaciones de los niñ@s. Empiezan las reflexiones de final de curso. Sería interesante hacer un ejercicio de conciencia sobre lo que se ha hecho o no, la implicación por parte de todos los contextos de los peques: familias, educadores, profesionales de la psicología/pedagogía, expertos en discapacidad etc. Una autoevaluación constructiva para mejorar nuestra práctica.

Se trata de valorar/reflexionar qué hicimos y qué se nos ha quedado en el tintero porque todos somos responsables en conjunto de los avances o no, de un niñ@ con Autismo, teniendo en cuenta que cada uno tiene sus posibilidades y ritmos de aprendizaje.

A continuación les expongo mi opinión. A ver qué les parece, les invito a participar. Sería interesante valorar otros puntos de vista. Les recuerdo que lo que se redacta en este post es mi opinión personal, mis percepciones y experiencias, lo cual no significa que todos los terapeutas pensemos igual ni nos surjan los mismos contratiempos.

A lo largo de este año he tenido varios conflictos sobretodo con personal docente de colegios públicos y concertados. Se supone que están tiempo esperando que el Equipo de TGD decida mediante formato informe qué hay que hacer con el alumn@. Cuando por fin lo tienen, se queda en eso, en un informe. (No siempre, por supuesto)


REFLEXIÓN SOBRE LA FUNCIÓN DE LOS PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL Y LA EDUCACIÓN

Importante a evitar o no querer escuchar más (por lo menos por mi parte):

  1. Que diga una maestra que no usa el correo electrónico ni ninguna red social para comunicarse porque le produce estrés. La función no es solo lúdica, ya que existen, démosle funcionalidad. Eso es no querer coordinarse y colaborar.
  2. Que diga un profesional de PT que el niñ@ no entiende y tiene problemas de conducta si ha sido incapaz de elaborar un PEP metodológico ni un guión social durante todo el curso cuando lo especifica el famoso y esperado informe de TGD.
  3. Que una maestra de aula enclave sugiera/recomiende que un/a alumn@ se escolarice en colegio específico cuando tiene un desarrollo fenomenal y cumple todos los requisitos para la inclusión. Salvo que tiene carácter, que no es lo mismo que mala conducta. Pero para esa persona no es cómodo porque le está dando mucho “trabajo”.
  4. Que un niñ@ esté esperando todo el tercer ciclo de primaria a que aparezca el Equipo de TGD a evaluarle porque necesita una adaptación curricular que no se está haciendo y esto le produzca mucha confusión, ansiedad y frustración.
  5. Que nos echen para atrás las agendas que tanto nos sirven para que los niños no solo planifiquen sino que nos cuenten y secuencien su día a día. A veces la respuesta es que no tienen función o que no están de acuerdo.
  6. Que digan que los protocolos de bullying son avisar a las familias y cambiar al alumno disruptivo de aula.
  7. Que convenzan a las familias de que la LOMCE dice que el niñ@ tiene que repetir cuando no es cierto y además afectando en este caso al área emocional.
  8. Que quieran un diagnóstico desde un colegio cuando es imposible categorizar en esa edad y momento del paciente para poder trabajar con él. Lo importante es valorar sus carencias y favorecer que mejore, no dar un nombre al problema.
  9. Que nos digan que tenemos que adaptarnos los centros privados a lo público cuando hacemos lo imposible y nos ponen muchas pegas.

Y así un sinfín de problemas que personalmente me ha tocado batallar a lo largo de este curso, expongo los que más me  han tocado de cerca.

El mensaje que quiero hacer llegar desde mi posición es que no somos mejores o peores. No pretendo dar lecciones a nadie, a mí me queda mucho por aprender. Pero quizás es más importante dejar el EGO a un lado y valorar qué necesita el alumn@. No se trata de ganar o perder, de quedar por encima, de tener la razón, sino de consensuar lo mejor para los niñ@s que tienen unas necesidades específicas y pasan muchas horas con nosotros.


REFLEXIÓN SOBRE LA LUCHA Y PODER DE VOZ DE LAS FAMILIAS. HAY QUE DARLE MÁS USO.

Hay que entender a las familias con un niñ@ con Autismo. Ponernos en su lugar, la famosa empatía, pero la de verdad. Ser sinceros, con asertividad.  Conocen a sus hij@s mejor que nadie y no debemos poner en tela de juicio lo que nos cuenten o pidan. Es su perspectiva, igual que nosotros los profesionales de diferentes ámbitos tenemos la nuestra.  Como familia aprovecharía vuestra voz y poder para pedir más, no sólo en los colegios sino también en los organismos públicos relacionados con la salud mental: diagnóstico, tratamiento y seguimiento.


REFLEXIONES CONMIGO MISMA. POR MI PARTE.

He aprendido que si algo no me gusta tendré que buscar soluciones desde lo más básico, no se puede cambiar el mundo pero sí poner un granito de arena. Que hay que insistir y no dejar pasar el tiempo. Utilizar todas las herramientas que tenemos disponibles, todos los recursos y si no crearlos. Me enfado muchísimo y a priori no utilizo esa emoción en positivo. Pensar en frío y con calma ayuda a organizar los pensamientos antes de buscar soluciones.

Con esto me refiero a denunciar en Educación la mala praxis, poner quejas, manifestarnos, luchar por los derechos en materia de sanidad y educación que es lo que nos compete y no quedarnos en que pudimos hacerlo pero lo dejamos pasar. Reunirnos las veces que hagan falta. Creo que la persona que tiene una plaza y es funcionari@ del Estado tiene la obligación de dar un buen servicio educativo a sus alumn@s y/o pacientes. Si tanto costó conseguir la plaza que demuestre que lo vale. Se llama vocación, y muchos en este gremio NO la tienen. Esto vale también para el que trabaja en concertado o privado.  Y por supuesto pedirle al gobierno que le toque gobernar que atiendan esta área, porque si la educación en general en este país no funciona, se pueden imaginar cómo se da en materia de Educación Especial y Discapacidad.

Por otro lado y en positivo tengo que decir que hay muy buenos profesionales que colaboran incluso en su tiempo libre para coordinarse y formarse en pro a este campo. Felicidades y gracias por querer compartir con nuestro Mundo TEA.