15 Pautas para el inicio del curso escolar

Sabemos que cuando nuestr@s niñ@s con Autismo comienzan un curso nuevo en la escuela o hay un cambio de etapa, las familias se plantean muchas cuestiones. Es posible que no nos confirmen una reunión hasta que pasen varias semanas. Los inicios de curso son muy estresantes para todos. Por esto proponemos 15 pautas que hemos utilizado en otras ocasiones para favorecer el inicio de curso.

15 pautas inicio curso escolar

Ante este pequeño problemilla, creemos interesante y lo hemos hecho otros años: adelantarnos entregando por escrito a todos los profesionales o cualquier persona que vaya a compartir tiempo con nuestro niñ@ con Autismo en la escuela, una serie de pautas escritas para que l@ puedan conocer un poco más y saber cómo actuar y entenderl@ en diferentes circunstancias.


A continuación se exponen una serie de recursos y consejos básicos. Estas pautas fueron elaboradas para un caso de Autismo nivel de apoyos 1 que iniciaba primaria en aula ordinaria con apoyo de P.T.

Cada caso es diferente y las pautas se harán personalizadas, pero a continuación les planteo un ejemplo:

  1. Tenemos que dirigirnos al alumn@ buscando el contacto visual y cerciorarnos de que ha recibido el mensaje.
  2. Debemos hablarle de forma directa y sencilla (evitar las charlas).
  3. Cuando aparezca alguna conducta negativa y nos enfademos, decirle de forma escueta y en tono serio que no está bien (“no me gusta”, “no se hace”, “estoy enfadad@”).
  4. Cuando se calme le explicaremos las consecuencias. A ser posible, apoyadas con pictogramas (en próximas reuniones se explicará cuales son los mejores recursos y herramientas que utilizar: guiones sociales, Araword, etc.)
  5. Para favorecer su autonomía debemos procurar que el/la alumn@ esté situado cerca del lugar de los materiales y del profesorado para controlar el espacio en la acción que deba realizar. De  esta forma será más fácil que la lleve a cabo con éxito, por lo menos durante el periodo de adaptación.
  6. Podemos dar una o dos acciones secuenciadas si vemos que las ha entendido para mejorar su comprensión auditiva y ampliar su autonomía en el aula. (Ejemplo: Lleva el estuche a la estantería y tráeme el cuaderno de matemáticas.)
  7. Desde que dispongamos del horario se elaborará su agenda viajera (diferenciarla de la agenda escolar). En ella el/la alumn@ tendrá planificada su jornada en el colegio y será partícipe y responsable de la misma. Para ello los adultos debemos ayudarle. Que nos diga la actividad que comienza (ya que tiene una buena lectura comprensiva) y que al finalizar haga el check correspondiente y que ya maneja. La utilidad que tiene no es solo para anticipar y planificar, sino para efectuar modificaciones y hacernos entender en circunstancias de cambios de rutinas o problemas conductuales.
  8. Dicha agenda será semanal, secuencial, personal y elaborada con escritura, pictogramas y fotos según sea necesario. A medida que comprenda la actividad o reconozca personas y materiales se irán retirando los apoyos visuales. Se utilizan para facilitar la comprensión a priori y para que estructure su jornada y nos la pueda contar después.
  9. Se recomienda que las actividades realizadas en el aula se le planteen de una en una, y por pasos enumerados.
  10. Si comienza a hablar de un tema recurrente (de su interés o mono-tema) cortar con: “stop”, “se acabó”, “ahora no toca” e ignorar la conducta si persiste. Otra opción es derivar su atención a otra temática o reconducirl@ sin darle importancia al tema del que hablaba. Ya sabe en qué situaciones puede o no y lo utiliza como recurso para iniciar conversaciones.
  11. Se puede plantear que un compañer@ sea el guía en un principio para ayudarle a conocer sus nuevas rutinas y contexto. También se irá retirando este apoyo a medida que asimile y consiga autonomía.
  12. En ocasiones se dispersa pero es fácil reconducirl@ a la actividad. Muchas veces es conductual y no porque esté despistad@.
  13. La forma peculiar de hablar (prosodia) que en ocasiones se da, se puede controlar por contextos. L@ paramos y le decimos de forma natural que hable bien, que él/ella sabe y recordarle que se habla en “volumen 2” (en este caso el/la niñ@ conoce los volúmenes y sus usos). Podemos dejar en contextos de juego que lo utilice pero no todo el tiempo.
  14. La Metodología TEACCH nos ayuda a estructurar espacios y actividades, proponiendo el material de izquierda a derecha para su uso igual que el proceso de lecto-escritura y el orden del aula.
  15. A veces acompañamos gestos a acciones o palabras concretas del Programa Benson Schaeffer que ayudan a entender una orden si no está completamente atent@ o queremos evitar dirigirnos verbalmente al alumn@ y sabemos que nos está comprendiendo.

Es un ejemplo más de que hay muchas maneras de coordinarnos, conocer mejor al alumn@ con Autismo y facilitar el trabajo a principio de curso.

¡¡¡Feliz inicio de curso escolar!!!

Cualquier duda a través del correo alejandra@ysialetea.com , el contacto de esta web o las redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies